Mesa de asesores Región Sudoeste

Como estamos pensando nuestro trabajo y el funcionamiento de los grupos, en tiempos de cuarentena

 

Introducción:

Desde la mesa de asesores entendemos que nuestro rol en los grupos en tiempo de cuarentena sigue siendo muy importante. Debemos mantener una actitud proactiva para que trabajando en comunicación estrecha con el presidente, podamos cumplir con nuestro rol de animadores del grupo y al mismo tiempo encontrar la forma de brindarle nuestro aporte a cada empresario, ayudándole a encontrar las soluciones a sus necesidades puntuales.

Somos conscientes que en algunos casos tendremos que hacer uso de la excepción que nos habilita a romper la cuarentena vigente. En tal caso, nos preocuparemos especialmente de hacerlo cuando no haya otra alternativa y cumpliendo con los recaudos pertinentes. Sabemos también que nuestras familias, los equipos de trabajo de las empresas CREA y la comunidad, deben percibir nuestro accionar como un ejemplo de responsabilidad en el cuidado del otro y el cumplimiento de la ley.

Creemos que en estos momentos es tiempo de adaptar y no de postergar. La vida de las empresas y del CREA, no se detiene.

 

Como trabajar en los grupos

  • Ante todo, mantener la actividad del grupo, como fuente de contención, consultas e intercambio para atender las problemáticas de la coyuntura.
  • Ser radares de inquietudes y de situaciones que haya que atender con prioridad.
  • Trabajar muy en sintonía con el presidente, que sea este quien lidere la propuesta de actividades, también con la colaboración de los miembros más activos.
  • Acordar las expectativas sobre la nueva forma de vincularnos con una proyección de corto/mediano plazo. Estamos en una crisis, vamos a salir del paso y aprender de lo vivido. No tenemos certeza de cuánto tiempo va a llevar y como funcionaremos el día de mañana.
  • Seguir juntándonos es importante. Realizar reuniones virtuales periódicas, cortas y amenas.
  • Es fundamental acordar una nueva agenda formal de reuniones CREA para asegurar la presencia de todos. Que sea virtual no implica que sea menos importante.
  • Darle espacio a una buena ronda de novedades .Esta puede tener el soporte de videos o fotos de situaciones que normalmente vemos a campo en las reuniones presenciales.
  • Generar un buen clima de la reunión. Contención y escucha. Evitar la catarsis improductiva que lleve al desánimo.
  • Atender la coyuntura, pero también generar espacios de intercambio a través de reuniones con temas técnicos de interés. Es importante encontrar una buena excusa para juntarnos.
  • Para generar más actividad para el grupo y espacios de intercambio, se pueden organizar otras reuniones intermedias con temas varios (técnicos, capacitación, comerciales, etc) sin que tengan la formalidad de la reunión CREA ni el compromiso de asistencia

 

¿Cómo agregamos valor a las empresas en particular?

  • Reuniones virtuales”uuno a uno” con los empresarios, para establecer las necesidades a cubrir y la manera de trabajarlas.
  • Ejercitar la escucha y mantener una mirada desapasionada de la crisis.
  • Ayudar a identificar que está dentro del área donde podemos tomar decisiones y que no.
  • La virtualidad puede ser una excusa para trabajar más detenidamente en los planes productivos, financieros y temas comerciales.
  • Sin hacer futurología, pero para tomar dimensión de la situación y cuáles podrían ser los efectos reales en el resultado de las empresas, hacer simulaciones sobre el plan existente con distintos escenarios.
  • Evitar al máximo las recorridas. Usar videos y fotos que permitan identificar situaciones y hacer las recomendaciones pertinentes.
  • En el caso de no haber alternativa a la recorrida, hacerlo de manera particular, solos en la camioneta y con intercambio posterior con el empresario.

 

 

Beneficios de la virtualidad

 

  • Reducción de tiempos de viaje y costos de movilidad.
  • Se optimiza la presencia en las reuniones: Se aumenta sustancialmente la posibilidad de asistencia de todos, ya que nuestro nivel de actividad por desplazamientos baja sustancialmente.
  • Las conversaciones son más ordenadas y tienen más foco: Se mejora la comunicación y el tiempo asignado es más efectivo. Se eliminan las conversaciones paralelas entre participantes
  • Se mejora la productividad de las reuniones: al ser un tiempo acotado el que estamos conectados, no hay tanto espacio para otra cosa que estar enfocado en el tema que estamos tratando.
  • Mejor calidad de vida: Ya que permite estar en casa con la familia y trabajar. O bien en el campo siguiendo con las tareas habituales. El ámbito del hogar permite estar cómodo y en presencia de la familia.

 

 

Algunos riesgos de la virtualidad

  • No estamos acostumbrados a esta modalidad, y al principio nos puede generar cierto temor o rechazo a lo desconocido.
  • Se aprende sobre la marcha, implementándolo, y los tiempos de cada uno son distintos. Al principio hay que tener un poco de paciencia.
  • La hiperconectividad. Estamos 100 % online y no distinguimos el tiempo destinado al trabajo del de nuestra vida particular. Esto, máxime en una cuarentena, puede acarrear consecuencias muy nocivas para nosotros y nuestras familias. Es fundamental acordar horarios y prioridades según las necesidades de cada uno, pero mucho se logra con la auto moderación.
  • Perdemos, en parte, la posibilidad de interpretar la comunicación corporal del otro (gestos, posturas), que muchas veces es la que le da el verdadero sentido a lo que expresamos. Esto podría generar malentendidos si no se conversa a tiempo.

 

Región Sudoeste, 23 de Marzo de 2020

 

Recomendaciones de CREA para reuniones virtuales efectivas:

https://www.crea.org.ar/wp-content/uploads/2020/03/reuniones_virtuales_CREA.pdf

 

Informacion oficial sobre el coronavirus:

https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19

 

 

×